Los beneficios para la salud del aumento de la temperatura corporal

Sauna / Foto: The Ujulala (pixabay)

Como cualquiera que haya usado una sauna ha experimentado, el tiempo que pasa en la sauna caliente y vaporosa resulta en un aumento de la temperatura interna del cuerpo del bañista. Aunque muchos de los beneficios de la sudoración son bien conocidos, los beneficios para la salud de este aumento de la temperatura corporal, conocido como hipertermia inducida artificialmente, son menos conocidos pero igualmente importantes.

Hace más de dos mil años, Hipócrates, el fundador de la medicina occidental moderna, dijo: “Dame el poder de crear una fiebre y curaré cualquier enfermedad”. A menudo malinterpretada como otro síntoma incómodo de la enfermedad, la fiebre es en realidad el método natural del cuerpo para combatir la infección. Cuando un cuerpo tiene fiebre, la temperatura interna más alta estimula la función del sistema inmunológico e inhibe el crecimiento y la propagación de bacterias y virus. La producción de glóbulos blancos aumenta y la producción de anticuerpos se acelera. Además, la creación de interferón, una proteína antiviral que tiene una poderosa sustancia estimulante del sistema inmunológico, aumenta.

La fiebre también crea un ambiente inhóspito para bacterias y virus. La mayoría de los microbios sólo pueden vivir y reproducirse dentro de un rango de temperatura bastante estrecho. Una vez que la temperatura aumenta más allá de ese rango, la velocidad de reproducción de los microbios disminuye drásticamente. Por ejemplo, la tasa de crecimiento del virus de la poliomielitis es doscientas cincuenta veces más lenta a una temperatura de ciento cuatro grados Fahrenheit que a la temperatura corporal normal de noventa y ocho grados.

Aunque la “fiebre” artificial inducida por el uso de la sauna no produce los mismos beneficios que la fiebre genuina, sí crea ciertos beneficios para la salud. Un estudio realizado en 1959 en la Clínica Mayo mostró un aumento en la producción de glóbulos blancos de un 58% durante los tratamientos de terapia de calor. Un estudio diferente anotó que la actividad de los glóbulos blancos aumentó durante la terapia de calor. Algunos usuarios de la sauna han descubierto que bañarse en la sauna a los primeros síntomas de un resfriado puede evitar que la enfermedad se desarrolle completamente.

No Comments Yet

Comments are closed